videolaringoscopio_McGrath

La evolución de los laringoscopios estándar a los videolaringoscopios se ha comparado con el avance de los teléfonos móviles estándar a teléfonos inteligentes. Es importante destacar que el papel de la videolaringoscopia en la intubación difícil ha sido reconocido recientemente en las guías del Difficult Airway Society, que recomiendan que todos los anestesistas estén entrenados en videolaringoscopia y que todos los anestesistas tengan acceso inmediato a un videolaringoscopio en todo momento.

En primer lugar, existen numerosos beneficios técnicos. Los videolaringoscopios proporcionan una imagen clara de la laringe y las cuerdas vocales en un monitor de pantalla, permitiendo el control del tubo traqueal en su trayectoria hacia la vía aérea. Este tipo de vista claramente visualizada facilita la colocación de un tubo rápido y preciso en las vías respiratorias difíciles, evitando complicaciones resultantes de la colocación incorrecta del tubo. Esta visión laríngea mejorada es el resultado de una cámara en el extremo distal de la hoja da un mayor campo de visión en comparación con la laringoscopia directa, el campo de visión se ve aumentado y se obtiene una visión de las estructuras que están fuera del alcance para otros dispositivos. La fuerza necesaria para intubar con un videolaringoscopio es menor que la requerida para la laringoscopia directa, lo que reduce el riesgo de traumatismos en los tejidos blandos y los dientes y reduce la incidencia de dolor de garganta.

En segundo lugar, hay ventajas significativas en el entrenamiento asociadas con el uso de videolaringoscopios. Cuando el entrenador puede observar la laringe en una pantalla mientras el practicante realiza la laringoscopia, el entrenador puede ayudar al aprendiz a optimizar la posición de la hoja y aconsejar sobre dónde colocar el tubo traqueal señalando los puntos de referencia necesarios en la pantalla. Como la vista de la laringe está disponible para todos en la sala, y la técnica se puede optimizar en tiempo real, es más probable que un alumno será capaz de completar una intubación ellos mismos sin el entrenador de tomar el relevo. Esto es especialmente útil para inducciones de secuencias rápidas y en pacientes con riesgo de hipoxia. Estudios han demostrado que entrenar principiantes intubadores en laringoscopia directa es más eficaz cuando el alumno utiliza un videolaringoscopio.

En tercer lugar, hay ventajas no técnicas o factores humanos y económicos asociados con la implementación de la videolaringoscopia. Todo el equipo puede ver la laringe, mejorando el trabajo en equipo y la comunicación. El asistente de anestesia puede ver cuando el intubador está luchando mucho antes y puede anticipar el “próximo paso”, asegurando que el equipo necesario es inmediatamente a mano. Aunado a esto el costo de la intubación fallida o difícil puede ser muy alto. También hay el costo asociado con la carga emocional para los proveedores involucrados, que pueden enfrentar obstáculos insuperables a la atención.

En cuarto lugar, la capacidad de registrar la intubación como un “registro digital de la vía aérea” tiene ventajas. Puede ser útil para la formación o como parte de los registros médico-legales. El valor agregado de la grabación de video permite a los directores médicos medir con mayor exactitud la competencia del personal y las tasas de éxito de las habilidades, documentar la profundidad de la inserción del tubo traqueal y mejorar la educación. Nuevos diagnósticos médicos, tales como malignidades de la cuerda vocal, también se han hecho con el uso de la videolaringoscopia.

En general, estos dispositivos pueden ayudar a la gestión de las vías respiratorias de emergencia y conducir a una mejor atención al paciente – un objetivo universal de todos los proveedores de servicios de médicos en anestesia. Reconociendo que la gestión óptima de las vías respiratorias implica la visualización directa de la vía aérea durante la intubación la adquisición de un videolaringoscopio es un avance potencial en el campo de la anestesia, los beneficios potenciales de la videolaringoscopia para los pacientes son numerosos y significativos.

En MPC, tenemos la experiencia específica de la industria para ayudarle a navegar el paisaje cambiante de la adquisición de equipo médico. Si tiene un proyecto, podemos ayudarle. Permítanos ser su único contacto para todas sus necesidades en equipos clínicos. Póngase en contacto con nosotros hoy.

Descarga-tu-guia-gratuita

DEJA UN COMENTARIO